Dos TEmes por un Dobe!

    Comparte
    avatar
    Senpai

    Cantidad de envíos : 410
    Localización : que te importa ewe

    Dos TEmes por un Dobe!

    Mensaje por Senpai el Dom Ago 25, 2013 9:50 am

    CAPITULO IX

    LUEGO DEL PERDÓN LLEGA EL AMOR

    La mejor forma de buscar el perdón es atreves de una cita



    (pov’s Narrador)

    El sol brillaba en el esplendoroso cielo rodeando a todo aquel que lo sentía de su calor, pero aquel joven que caminaba cabizbajo lo único que sentía en su corazón era frío, mucho frío.



    Naruto nunca se imagino que aquella visita a la casa de su “padre” seria el acontecimiento más desagradable.



    - Oka-san –susurro para sí mismo mientras continuaba su camino- ¿Qué hago?



    Había prometido Kushima ir con su padre luego de su muerte, al ir se le presento un problema.



    - Jiraya Namikaze –susurro- ¡Kuso!



    Su mente recordaba aquel mal acontecimiento recién vivido.



    FLASH BACK

    Al fin había llegado a la gran ciudad de Tokio, buscar a su padre no era tarea fácil, pero su madre le había dejado todo a servir de mesa.



    Minato Namikaze era un hombre adinerado que vivía en una gran mansión en el reconocido barrio Konoha, al llegar a la zona le fue fácil encontrar la mansión, y llamo.



    - Diga –Le hablaron a través del intercomunicador un hombre-

    - Disculpe se encuentra en señor Minato, dígale que le busca Naruto Uzumaki –pregunta amablemente-

    - Espere un momento.



    Pasaron unos minutos y la puerta se abrió



    - Sígame –le indico un hombre alto-

    - Hai



    Su corazón latía rápidamente estaban tan cerca de conocer al hombre que había amado a su madre y a la vez la había abandonado, estaba hecho un manojo de nervios.



    - Espere aquí joven, en un momento baja el señor Namikaze

    - Hai



    Naruto quedo parado en la gran sala, se acerco a una foto y vio a un hombre de cabellos rubio muy similar a él.



    - Padre –susurro al tomarla en sus manos-

    - ¡Deja eso! –un grito hizo que volteara rápidamente- Naruto Uzumaki –un hombre peliblanco estaba frente a él, su mirada inspiraba mucho odio-

    - Yo…

    - ¿A qué has venido? -pregunto directamente-

    - Vine, por mi padre –lo mira-

    - ¡Tú Padre! Ja no me hagas reír, Minato no tiene hijos -dice muy serio-

    - Si tiene uno –lo encara-

    - Niño, tú no sabes quién soy –lo mira- Me lo imagine, soy Jiraya Namikaze tío de Minato, he cuidado de él desde muy joven y si digo que no tiene hijos, ¡no los tiene!

    - Kushima Uzumaki, le dio un hijo –lo miro-

    - Esa mujer, tú eres ese bastardo, me encargue de tu madre lo hare con el hijo ¡Guardias!

    - Si señor –llegan unos hombres-

    - ¡Saquen a este mocoso! -les ordena-

    - ¡Hai!

    - ¡No! ¡Suéltenme! ¡Padre! –Gritaba desesperado-

    - Grita todo lo que quieras, Minato no está –se burlo Jiraya al verlo salir-



    - Vete –los guardias lo tiraban al piso- Y no vuelvas.

    - Padre –susurraba mientras una lágrimas se colaba en sus ojos- ¡Madre que hago! –Miraba al cielo-



    FIN FLASH



    En los labios de Naruto se formo una sonrisa.



    - No me rendiré, conoceré a mi padre –sonríe- Por el momento voy anotarme a la escuela –se encaminaba tranquilamente-



    Naruto-chan miraba las cosas con tranquilidad, pero para nuestro amigo de Konoha en estos momentos no era nada fácil que todo sea como antes.



    - Se que fui un idiota, es solo que –Por un sueño su vida podía cambiar- Perdóname –rogaba por el perdón de un joven pelinegro-

    - Yo –Sasuke quería perdonarlo pero la herida de la indiferencia era profunda-

    - Por favor –rogó nuevamente Naruto- Perdóname



    (pov’s Sasuke)

    Como era posible que luego de lastimar a una persona sea capaz de pedir perdón sin problema alguna, sus brazos aferrándose a mí no ayudaban mucho a mi autocontrol.



    - Yo –sentía como mis mejillas se enrojecían por su contacto- Te perdono –giro un poco mi rostro-

    - ¡Gracias! –me abraza de frente- ¡De verdad Sasuke lo siento mucho!

    - No es nada –ahora si estaba rojo como un tomate- Hagamos la tarea

    - ¡Ok! –emocionado- Hacemos de Egipto ¿No?

    - No, Egipto no me gusta, mejor hagamos de China –sonrío-

    - ¡Como ordenes, haremos de China! –grita emocionado-

    -Deja de gritar –susurro apenado-



    La tarea resulto ser fácil, China era un tema muy sencillo y fructífero para realizar, las exposiciones de cada grupo, aunque fueron entretenidas, también largas y tediosas, aunque no todos los grupos se dedicaron hacerlas entre ellos mi hermano, Susuke está castigado por no trabajar en equipo debidamente, pobre de él los sermones que da Orochimaru-sensei son muy duros.



    Al terminar las clases no me queda de otra que ir solo a casa, otra vez.



    - Es mejor que llame a Itachi –susurre para mi mismo-

    - ¡Sasuke espera! –escuche la voz de Naruto a mis espalda, volteo-

    - ¿Qué sucede Naruto? –lo miro fijamente-

    - Sasuke, para recompensar lo mal que me comporte contigo, aceptarías salir conmigo –sonríe abiertamente-

    - ¿Salir? ¿Los dos? –sus palabras me dejaron shokeado, de un momento a otro los dos en una cita- Yo…

    - Vamos Sasuke ¡Acepta, si! –sus ojos brillaban de emoción, y yo me sonrojaba al verlo- ¿Vamos?

    - Está bien –volteo la mirada a un lado- Deja a llamar a Itachi para que no se preocupe.

    - A tú hermano, ¿Por qué no llamas a tus padres? –me preguntan-

    - Ellos salieron de viaje, porque no me esperas afueras hasta que llamo, además voy –me sonrojo- Al baño.

    - Ah entiendo jejeje –se alejo-

    - Dobe –susurro-



    La invitación me dejo sin habla pero nunca imagine aceptar tan rápido, sería mi primera cita con un amigo, bueno creo que Naruto es mi amigo.



    - Aniki –escucho al otro lado del teléfono-

    - ¿Paso algo sasuke? –su voz se escucha preocupada-

    - No pasa nada, solo llamo para avisarte que voy a salir con un amigo

    - ¿Susuke donde esta? –pregunta inmediatamente-

    - Está castigado, creo que hoy llega tarde

    - Entiendo, andarás con cuidado, dile a tu amigo, se pasa de listo ¡Y LO MATO! –grita-

    - Claro se lo diré –mi hermano si es bipolar-

    - Chao ototo, me traes dulces –me corta la llamada-

    - Los dulces tienen la culpa de que sea algo loco. –río bajo-



    Toda la vida ha sido bipolar, me temo que los dulces tienen mucho que ver.



    - Me…¿Naruto?



    Era muy extraño vi a Naruto caminar hacia la dirección, decido seguirlo.



    - ¡Sasuke!

    - ¿Eh? –volteo- ¿Naruto? –pero como lo vi hacia allá, ahora esta acá- ¡Qué raro! –susurre-

    - ¿Pasa algo? –se acerca-

    - No pasa nada, nos vamos –sonrió-



    Por un momento jure que había visto a otro Naruto, pero creo que el cansancio de la escuela me está afectando duramente.





    - ¿Dónde iremos? –pregunto curioso-

    - Es una sorpresa –sonríe-

    - ¿Sorpresa?



    No soy amantes de las sorpresas pero viniendo de Naruto, muero por saber que pasara



    (pov’s Naruto)

    Hoy aprendí que la única forma de buscar el verdadero perdón de una persona es siendo honesto, por un momento creí que Sasuke no me perdonaría en ese instante en mi corazón se formo un vacio y me llene de miedo.



    Lo invite a salir, exactamente no sé el motivo, solo sé que quiero que nos la pasemos bien.



    Es la primera vez que invito a alguien a salir, planeo llevarlo al cine, tal vez a comer un helado, y al final a caminar al parque.



    Aunque pensándolo bien todo suena muy femenino.



    - ¿Dónde iremos? –me pregunto inocentemente-

    - Es una sorpresa -sonrió-

    - ¿Sorpresa?



    Que mentiroso soy, no tengo ni la menor idea donde llevarlo, sin ofenderlo y hacerle pensar que lo trato como una chica.



    - ¡Lo tengo! –grite animoso-

    - ¿Qué te pasa? ¿Por qué gritas? –Pregunta asombrado por mi repentino grito-

    - ¿Te gusta patinar? -lo miro fijamente-

    - ¿Patinar?



    No sé en qué momento se me ocurrió llevarlo a patinar, estamos en la pista de patinaje sobre hielo nos dieron unos patines y entre a la pista.



    - Venga Sasuke –lo animo-

    - Yo –baja la mirada-

    - ¿Qué pasa? –me acerco-

    - No se patinar bien –susurra-

    - Yo –que tonto lo traje al lugar equivocado- Lo lamento no sabía

    - No es tu culpa –me sonríe-



    ¡Demonios su sonrisa! Me tiene loco



    - Yo te ayudo, dame tu mano –estiro mi mano para ayudarlo-

    - Hai



    Su delicadas manos se juntaron con las mías, como nunca me di cuenta que su piel era tan suave y tersa, fui un idiota cuando lo lastime.



    - No me sueltes –susurra al aferrarse a mi-

    - Eso jamás –susurre muy cerca de su oído-

    - Naruto –me miraba fijamente-

    - Vez que es fácil –lo abrazaba apegándolo más a mi cuerpo-

    - Tienes razón, pero aun así no te atrevas a soltarme –me amenaza-

    - Su deseos son ordenes, señorito –susurro en su oído-

    - ¡Naruto! –Me zafa de mi agarre- ¡Ahh!

    - ¡Sasuke! –Con el impulso se alejo de mí rápidamente-

    - ¡Auch! –Dando como resultado un aterrizaje en el piso-

    - Estas bien –me acerco-

    - Esto es tú culpa –me mira con reproche- Dobe -¡Dobe! Nunca nadie me ha llamado de ese modo, este teme-

    - Toma mi mano pequeño teme –estiro mi mano-

    - ¡Pequeño teme! –Grita ofendido- Tonto –me jala llevándome contra el piso, sobre él- Do…dobe –estábamos a escasos centímetros- Pa…párate –susurra- Dobe



    No me resiste más, sus labios pedían a gritos ser probados y yo como buen samaritano los ayude, me acerque a sus labios lentamente y los bese, fue un beso dulce y delicado.



    - Yo –me levando sonrojado-

    - Dobe –estaba aun en el piso sentado, sus dedos se posaron en la comisura de sus labios- Mi primer beso –susurro-



    ¡QUEEEEE! ¡PRIMER BESO!



    ¡Le robe su primer beso! ¡Soy un maldito pervertido!



    Pero me gusto mucho ese beso jejeje.



    - Sasuke yo…

    - ¿Te arrepientes? –Me mira fijamente, sus ojos me rogaban que mi respuesta sea negativa- ¿Te arrepientes? –Vuelve a pregunta-

    - Bueno yo –me agacho a su altura- No me arrepiento –sonrío- Sasuke, me gustas mucho

    - Naruto –sus ojos se abren ante el asombro-

    - Y para mí sería un honor que aceptes salir conmigo, como pareja –dije tranquilamente-

    - Yo…

    - No es necesario que contestes ahora, no quiero que te presiones –sonrío-

    - Gracias –me sonríe dulcemente-



    La tarde la pasamos divertida, al final Sasuke pudo patinar sin caerse, decidimos dejar la pista porque el frio nos empezaba a carcomer los huesos, lo lleve a dar una vuelta al parque que está cerca de su casa, y al mismo tiempo comer algo.



    - Aquí tienes –le entregó su hamburguesa-

    - Gracias

    - Esta deliciosa –comento al darle la primera mordida- ¿Pasa algo? –Sasuke estaba pensativo mirando al lago- ¿Sasuke? –De un momento a otro bajo la mirada-

    - Acepto –susurro- Acepto salir contigo –me mira sonrojado-

    - ¡En…enserio! –no podía creer lo que había escuchado-

    - Si –sonríe-

    - ¡Sasuke! –Lo abrazo- Te prometo que te haré muy feliz

    - Dobe –susurra, enterando su cabeza en mi cuello-



    Hoy en la mañana ni de broma me hubiera imaginado que para tarde tendría al novio más hermoso que hay en este mundo de loco, como buena pareja que soy, acompaño a Sasuke a la casa.



    Estábamos los dos en la puerta de su casa, y con el atardecer a nuestras espaldas, me acerco lentamente y beso sus labios en forma de despedida.



    - Te amo –susurro, tomando sus manos-

    - Yo…

    - ¡QUE SIGNIFICA ESTO! –un grito retumbo a mis espaldas-

    - ¿Nii-san? –Habla Sasuke asombrado, giro mi rostro con miedo-

    - ¿Itachi? –sus ojos mostraban rojos, y no era el sharinga su brillo era mucho más tenebroso-

    - ¡TÚ! –Me señala- ¡Quitas tus manos de mi ototo! –Jala a Sasuke y lo abraza protectoramente- ¡Vuelves a tocarlo! ¡TE MATO!



    PLASH!! –me cierra la puerta en la cara



    - No vio el beso –susurro shokeado- Vio que lo tome de las manos.



    Itachi Uchiha en este mundo está completamente loco.



    (pov’s Narrador)

    Naruto se alejaba de la casa Uchiha, algo contrariado con todo lo sucedido con Itachi, mientras Sasuke reclamaba a su nii-san por su actitud.



    - ¡Porque lo hiciste! –grita enojado-

    - ¡No vez que es un abusivo! –Contesta enojado Itachi-

    - ¡Estás loco! Naruto nunca me lastimaría –susurra lo último-

    - No me agrada ese chico cara de zorro –hace un puchero infantil- Que solo quiere robar a mi ototo –abraza a Sasuke-

    - ¡Itachi compórtate! –le da un zape-

    - ¡Te quiero! –Besa su mejilla-

    - ¡Itachi! –Grita-

    - Jejeje…



    RING….RING –suena el teléfono de la casa-



    - Buenas tarde Familia Uchiha –contesta Itachi-



    - ¡Llegue! –Anuncia Susuke al entrar a la casa-

    - Aniki –Sasuke lo recibe- ¿Por qué tan tarde?

    - Orochimaru-sensei, hablo y hablo sin parar por horas –un aura deprimente lo rodeaba-

    - Jijiji –ríe bajo- Eso te pasa por no trabajar como es



    - Chicos –Itachi se acerca serio-

    - ¿Qué pasa nii-san? –Sasuke se preocupa por la mirada de su hermano-

    - Oto-san y Oka-san, sufrieron un accidente –dice serio-

    - ¡Que! –Los gemelos abrieron sus ojos ante el asombro de la noticia-



    Atrás de la felicidad, llega la desgracia de una noticia.
    CONTINUARA...


    ____________________________________________________________________________
    ~Ser la presa o el cazador...¿que lado eliges?

      Fecha y hora actual: Lun Ago 20, 2018 12:16 pm