relato argoniano vi

    Comparte
    avatar
    Laxus

    Cantidad de envíos : 4586

    relato argoniano vi

    Mensaje por Laxus el Miér Sep 17, 2014 8:06 am

    La oscuridad de la noche despedía el ultimo rayo del sol que brillaria sobre la hacienda de " la pierna rota". El asesino había esperado desde medio día en la copa de un árbol por este momento, el momento de cumplir el contrato de la hermandad oscura. Aquel asesino joven sólo contaba con unas cuantas misiones, no era destacado en la organización y lo sabía por lo cual cumplir este trabajo sin duda haría que más de uno en la hermandad oscura lo respetará. Se puso su capucha negra para camuflajearse con la noche y con ella como aliada logró torcerle el cuello al primer guardia de la puerta principal.

    Quien anda ahí dijo el segundo guardia.

    El silencio era su única respuesta hasta que sus ojos vieron como una daga salía de los arbustos enfrente de el para clavarse en su garganta. La muerte de ese mendigo fue lenta y dolorosa pero hasta el sabía que con la garganta atravesada era imposible gritar. Sus ojos se llenaron de desesperación por última vez y cayó al suelo. El asesino salió de los arbustos y empezó a buscar la llave en los guardias con una tranquilidad como si ver dos cuerpos tirados y bañados en sangre fuera lo más normal del mundo.
    Una vez dentro de la hacienda el silencio adsoluto le dio la bienvenida.

    El ladrón había llegado al segundo piso gracias a las ramas de un árbol. No llegaban hasta la ventana por lo cual improvisó un brinco. Apenas y sus manos pudieron sostenerse de la ventana que para su suerte estaba abierta. Desde afuera observo que un guardia hiba y venía. Un ruido hizo que el guardia orco corriera hasta la ventana pensando que un ladrón trataba de entrar a la casa lo cual era cierto.

    Que imbécil pone un jarrón en la ventana cuando hace viento.

    Más tonto era el ya que no había mesa auxiliar y el jarrón era de oro y no llevaba ninguna flor dentro de él. El ladrón se apeno por no poder robar ese jarrón de oro pero aveces hay que sacrificar algo para crear una distracción. La hacienda era enorme así como los pasillos. La habitación del dueño siempre era la del último piso y eso el ladrón lo sabía a la perfección ya que ahí estaba el cofre con más oro. El ladrón forzó más de dos cerraduras y evadio trampas comunes, nada que fuera un reto.

    El guerrero era un nórdico. Aquellos hombres conocidos por ser buenos en combate. Este guardia personal había sufrido ya tres atentados esa misma semana de los cuales había salvado a su amo. Esa noche era la última ya que ese lunes terminaba su contrato y ya estaba pensando como gastar su paga.

    Por fin podré regresar a casa y pediré la mano de mi amada. Espero que ese viejo de " valle de helen" aún venda esa choza, sería perfecta. Tomar aguamiel y comer ciervo, !

    El guerrero se perdía en sus pensamientos de volver a casa y más al pensar en su amada. El dueño le había triplicado su paga si se quedaba un mes mas pero el nórdico se negó. Al escuchar los pasos de uno de los sirvientes tomó sus dos katanas que le había ganado a un cuchilla en cyrodil. Las katanas estaban encantadas y de vez en cuando brillaban como si una lava azul navegara dentro de ellas.

    La cena del amo.

    El chef del amo, un argoniano joven mirando hacia el suelo esperaba la respuesta.

    Esta bien pasa dijo por último el nórdico.

    Algún problema allá afuera?

    Pregunto el nórdico a lo cual el argoniano sólo movió la cabeza haciendole saber que no.

    El piso de abajo estaba en silencio y varios cuerpos degollados, víctimas del asesino el cual se tomaba su tiempo forzando la cerradura del segundo piso.

    Si tan sólo fuera del gremio de ladrones , seguro que esto no sería problema dijo mientras rechinaba los dientes.

    Y así era, el ladrón ahora estaba encerrado en un cuarto esperando que los guardias se alejaran. Aburrido en su encierro empezó a pensar en su canción favorita.

    Tres guerreros se encontraron
    En las puertas de la  suerte
    Ellos sabían que saldría
    Sólo el más valiente

    El ruiseñor bendecido
    Por la dama de la noche
    Uso su siguilo para esquivar la muerte
    Pues que sería un simple mendigo sin suerte

    Cuando el ladrón volvió a observar los guardias se habían ido. Con pasos muy bien practicados avanzó al tercer piso.

    El asesino se estaba desesperando y recordó los consejos de la madre noche.

    La sorpresa es ideal
    Pero no ser sorprendido
    Sithis abre la oscuridad
    A lo desconocido

    El ladrón dio un golpe y aviso a los guardias de su presencia. Los guardias abrieron las puertas del primer piso y se aterrorizaron al ver a los demás guardias muertos. De idmediato un frasco muy delgado se quebró enfrente de ellos y aún quedaba un poco de líquido amarillo.

    Una poción de invisibilidad dijo el elfo oscuro antes de que su cabeza  dejará de formar parte de su cuerpo.

    El orco guardia que lo vio quedó temblando. Sólo sintió como una mano le tomó de la frente y jalo hacia tras su cabeza dejando su cuello arqueado y en una posición perfecta para ser cortado.

    Un " agh" de dolor se escucho por toda la casa, fue breve pero suficiente para alertar al ladrón y al guerrero.

    Ya se habían tardado dijo el guerrero apretando sus dos katanas con furia.

    El ladrón no quería pelea y se trepó hábilmente a los trozos de madera que sostenían el techo. El asesino mató a cuatro guardias más y entró al ultimo pasillo donde el guerrero esperaba tranquilo.

    Así que sólo un asesino de la hermandad oscura dijo el guerrero menospreciando al asesino.

    Contigo ya serán cuatro que mató.

    El asesino lanzó dos dagas , la primera un metro de distancia y la segunda a dos metros.

    Esas ruinas se pueden ver gracias al fuego dijo el ladrón mientras que en su cara se dibujaba una sonrisa.

    Dejemos de perder el tiempo dijo el guerrero. Svongarden te espera!.

    Conocerás la crueldad de sithis dijo el asesino sacando dos dagas encantadas y al contrario de las katanas del guerrero estas brillaban de color verde.

    Si me llega a tocar me paralizara pensó el guerrero.

    Estos dos hombres hiban con todas las intenciones de quitarse su vida cuando una daga se clavó en el piso.

    Camaradas dijo el ladrón dejándose descubrir, no tenemos por que peliar ni mucho menos matarnos. Todos hemos llegado aquí por varias razones.

    El asesino y el guerrero miraron hacia el techo donde de un oscuro rincón salió el ladrón.

    Guerrero nórdico ya es más de media noche acaso no termino tu contrato?. Tu paga te la dara el mayordomo al cual el asesino ya lo mando con sus ancestros.

    Y como se que no estás mintiendo dijo el guerrero.

    El ladrón sacó una enorme bolsa de dinero y se la lanso al guerrero.

    No se cuanto tenga esta bolsa pero seguro vivive como un rey por un tiempo dijo el guerrero mientras sentía la bolsa llena de monedas de oro.

    Bien dijo el ladrón creo que ya puedes marcharte así nuestro amigo haga su trabajo.

    El asesino no lo pensó dos veces una vez que el ladrón le habrio la puerta como el viento entró apuñaló al dueño de la hacienda y salió sin decir gracias.

    El ladrón se hizo de las riquezas de aquel hacendado.  El guerrero se casó con su amada .El asesino cumplía su contrato.


    ____________________________________________________________________________

    I love Lucy!!!

      Fecha y hora actual: Dom Dic 09, 2018 7:01 pm