Estúpido y Sensual Sasuke |SasuSaku| CO3 28/O7

    Comparte
    avatar
    Nia.Qeeti

    Cantidad de envíos : 100

    Estúpido y Sensual Sasuke |SasuSaku| CO3 28/O7

    Mensaje por Nia.Qeeti el Miér Mayo 29, 2013 6:32 pm

    TÍTULO: Estúpido y Sensual Sasuke
    AUTOR: Nia Qeeti (Yo)
    CATEGORIA: Anime/manga
    PAREJA: SasuSaku
    CLASIFICACIÓN: R
    GÉNERO: Romance, Comedia
    ADVERTENCIAS:Universo Alterno, lenguaje no apropiado, Otras







    Capitulo O1.







    Estás sentada, sola, y la verdad, no sabes realmente como llegaste ni donde estas.

    Miras a tu alrededor, arboles, hojas secas y sientes el viento congelarte los huesos, pero de igual formas sigues allí, a pesar de que es de noche.

    Y no es que estas sola porque te gusta estarlo, no, Dios sabe que ODIAS quedarte sola. Simplemente estas enojada, y cuando estas enojada prefieres irte (has comprobado muchas veces que sino terminas discutiendo y metiéndote en peleas estúpidas que terminan con vos, llorando en algún rincón).

    Y es que aun estas enojada (más bien dicho, dolida) con Naruto por lo que te dijo.

    “No te conviene Sakura, él no le conviene a nadie”

    Aunque debes decir que es estúpido, porque sabes que tiene razón.

    Hace dos meses ingreso un chico nuevo, ojos negros, pelo azabache y mirada filosa (una estúpida y sensual mirada filosa, por si no quedo claro).

    Gritos, murmullos, sonrojos y demás reacciones tuvieron los presentes, mientras vos, bueno, vos estabas ahí, todo a tu alrededor estaba en negro y tus ojos no podían dejar de mirarlo como si enfrente tuyo estuviera la respuesta a la vida.


    - Siéntese con la alumna Haruno – recuerdas que dijo el profesor, y Dios, creíste que por fin había escuchado tus plegarias y la suerte pasaba a ser del equivalente de tu frente (enorme, gracias por preguntar).


    Lo ves caminar, lo ves acercarse a tu asiento y aun no sabes cómo m****a supo que eras vos, tal vez en los segundos (o minutos, quien sabe) que tu cerebro se apagó y dejaste de escuchar todo a tu alrededor el profesor le explico quien eras.

    Pero cuando lo viste sentarse al lado tuyo la sonrisa se te acrecentó y tenías ganas de darte la vuelta y mostrarle el dedo del medio a tu amiga/rival Ino, pero te contuviste (no más horas de castigo, por favor).


    - Hola… emmm, soy Sakura – le dijiste con una enorme sonrisa (tal vez parecías el guasón) y aquel chico solo te quedo mirando.

    - ¿y a mí qué? – te pregunto, y tu sonrisa se congelo, sentiste que tu cara quedaba como si fuera un pedazo de cemento que se está descascarando y cualquier pequeño soplido de aire hubiera logrado que te desgranaras hasta convertirte en polvo e irte volando.

    - Emm… yo… - no sabías que decir y la mirada indiferente que te dedicaba aquel chico (¿Cómo se llamaba? ¿Sasku?, ¿Seska?, ¿marcos…? Deberías decirle a tu cerebro que no se apague tan seguido) solo logro que te sonrojaras de la vergüenza.

    Agachaste la cabeza y te sentiste estúpida.

    Y eso que solo fue el comienzo….




    Nota De Autor:

    Bueno... la verdad, tenia ganas de escribir un fic y subirlo en alguna parte y dije "oh.... este es el lugar (? okey, no... no se como llegue, vi  el Tema de FanFic y dije "AHHH... QUE RECUERDOS, voy a hacer un fic" y bueno, eso.... n.n
    Espero les guste (si es que alguien lo lee, sino no importa, no me enojo) JAAJAJAAJAJAJ

    Besos, Chauchas n.n


    Última edición por Nia.Qeeti el Sáb Jul 27, 2013 10:32 pm, editado 2 veces
    avatar
    Haruhi

    Cantidad de envíos : 1708
    Localización : por ahii respirando

    Re: Estúpido y Sensual Sasuke |SasuSaku| CO3 28/O7

    Mensaje por Haruhi el Miér Mayo 29, 2013 10:53 pm

    O-O !!!! tienes tienees que continuar la historia waaaaaaaa


    porfavor !!! D:


    ____________________________________________________________________________
    avatar
    Nia.Qeeti

    Cantidad de envíos : 100

    Re: Estúpido y Sensual Sasuke |SasuSaku| CO3 28/O7

    Mensaje por Nia.Qeeti el Dom Jun 02, 2013 7:24 pm

    Capitulo O2.









    El segundo día no fue muy diferente del primero, bueno, tal vez si, un poco.

    Llego aquel chico de mirada filosa (si, aun no sabes el nombre) y se sentó al lado tuyo, todas te envidiaban mientras vos, bueno… vos por primeras vez desearías que Dios no hubieras escuchado tus plegarias para que aquel chico se sentara con vos.

    Una parte tuya está feliz, claro… el chico más lindo (¿ya contaste el hecho de que eso ponía histérica a Ino? ¿No? Bueno, la ponía más bruja de lo que de por sí ya es) e interesante que ha ingresado en el año se sienta con vos, pero nada es tan bueno, porque claro… aquel chico, lo que tenía de lindo lo tenía de hijo de p***.

    El día anterior había sido el infierno, no como te lo graficaban en las historias infantiles, tal vez ese lugar en llamas (fuego) donde habitan personas con cuernitos, colas, tridente (en el caso de que fuera satanas o Flanders en versión demonio) y esas cosas es el verdadero cielo a comparación de lo que te toco vivir.

    Todas las miradas puestas en aquel chico y como si fuera poco, todas las navajas invisibles que te mandaban con la mirada hacia tu espalda, por la envidia (también tuviste que soportar los murmullos en tu contra, ridiculizándote, por tu “suerte”).

    Las clases, Dios, las clases eran un calvario.

    Nunca te gusto estar callada mucho tiempo y tu compañero de banco, bueno… un pescado hubiera tenido más charla con vos que él (sin contar que las pocas veces que trataste de entablar una conversación solo te ignoro).

    Pero un así, admites que estas feliz de los celos y envidia que provoca en media escuela (si, viene un chico con aspecto de malo y todas quedan orgásmicas) que aquel chico se siente contigo.


    - Hola… - lo saludas en un murmullo cuando entras a tu clase y lo ves ahí, sentado en el banco que comparten, mientras agachas tu cabeza hacia el suelo, mirando tu calzado como si fuera algo realmente interesante (negro, cordones blancos, un poco gastados, nada realmente importante o fuera de lo común).


    No recibes respuesta, pero aun así, sabes que te quedo mirando (¿debes sentirte halagada? Quien sabe, vos no lo sabes), podías sentir sus ojos negros quemarte la tapa de tu cabeza. Pero de igual forma no lo miraste, no porque te intimidara, bueno, sí, te intimidaba más de lo que jamás vallas a admitir, es decir, demasiado.

    Te sentaste tan fuerte sobre tu asiento (tus piernas temblaban como gelatina, entendido) que el famoso hueso dulce comenzó a dolerte, provocando que te sentaras de manera graciosa sobre tu asiento (de costado, nada mas patético) con tus brazos extendidos por el banco hacia adelante y tu mejilla izquierda sobre el mismo, apretaste tus dientes y un pequeño gemido de dolor se escapó de tus labios.


    - ¿estás bien Sakura-chan? – te pregunto una voz chillona detrás de ti, no tuviste que girarte para saber quién era (solo una persona se sentaba detrás de ti, tenía esa voz y podría siquiera preocuparse por vos. No eras la chica más popular en la escuela que digamos, estabas muy lejos de serlo, para ser más honestos, casi tan lejos como la tierra de marte).

    - Si Naruto… - le respondiste, con voz cansada, aunque te hacía sentir un poco mejor que alguien se diera cuenta que estabas ahí, y no fuera porque tenés a don “Estoy tan bueno, como comer pollo con la mano” sentado al lado tuyo.

    Pero cuando abriste tus ojos con pereza (mas vergüenza que pereza, pero a quien le importa) te perdiste. Te perdiste mirando a la persona a un lado tuyo, con su mejilla derecha apoyada en el puño de la misma mano, mientras el codo descansaba sobre el banco, él te observaba con aquellos ojos negros, mirándote tan fijamente, tan inexpresivo, frio, calculador, tan extraño, que logro incomodarte un poco más (si es que eso era posible).

    Y entonces, poco a poco fuiste olvidando el dolor en tu trasero.

    Tu cuerpo se comenzó a incorporar lentamente, hasta que sentiste tu espalda chocar contra el respaldo de la silla, mientras no dejabas de mirar los ojos que en ningún momento se despegaron de tu movimiento.

    Sentiste tu rostro arder, las mejillas, pareciera que le hubieran puesto sobre las llamas de la mecha de un encendedor, la boca se te seco (estúpida saliva que no quiere bajar y hace ese ruido extraño en tu garganta) y las manos te comenzaron a sudar.

    Ibas a decir algo, por más estúpido que fuera porque “MierdaDiosTeEstaMirando”, pero cuando abriste tu boca, de esta no salió ningún sonido.

    La cerraste, la volviste a abrir, la volviste a cerrar y te sentías un pescado.

    Y para cuando pensabas que algo iba a salir por fin de tus cuerdas vocales él te dejo de mirar, para ahora observar al frente de la clase donde el profesor se encontraba parado, dejando su maletín en su pupitre y saludando con el típico “buenos Días clase”.

    Y lo único que pudiste pensar fue “Bien Sakura idiota, la volviste a cagar

    Lo bueno es que por lo menos ahora no le tenías tanto miedo.

    Tal vez te gusto un poco más.

    Y también supiste su nombre… Sasuke.









    Nota De Autor:

    Kñaa.... aqui yo con el cap numero DOS JAAJAJAJA

    perdon por la demora, no tenia inspiracion u.u

    Gracias Haruhi por leer y comentar, espero este pequeño cap tambien te guste n.n

    Besos hermosa...


    ____________________________________________________________________________
    "No importa lo que decidas hacer a partir de ahora... te amare para siempre"




    avatar
    Haruhi

    Cantidad de envíos : 1708
    Localización : por ahii respirando

    Re: Estúpido y Sensual Sasuke |SasuSaku| CO3 28/O7

    Mensaje por Haruhi el Dom Jun 02, 2013 11:52 pm

    Sii siiiii !!!!!!


    Es hermosoooooooooooooo ;O

    no puedo dejar de leerlo *-* te quedoooo espectacular, espero que sigas waaaa T-T


    ____________________________________________________________________________
    avatar
    Nia.Qeeti

    Cantidad de envíos : 100

    Re: Estúpido y Sensual Sasuke |SasuSaku| CO3 28/O7

    Mensaje por Nia.Qeeti el Sáb Jul 27, 2013 10:32 pm


    Capitulo O3.










    A la corta edad de ocho años las personas siempre se burlaban de vos, siendo más específicos, de tu frente.

    Cuando cumpliste los 14 años, tus “amigas” (y lo pones entre comillas, porque aún no sabes cómo pudiste siquiera etiquetarlas como algo cercano tuyo, porque eran unas verdaderas putas) se burlaban de vos, porque a diferencia de ellas tu cuerpo aún no se había desarrollado.

    Ahora, con 17 años, se podría decir que lo más parecido a una amiga que tienes no es exactamente una mujer, y mucho menos es algo que hubieras imaginado cuando eras más pequeña, y por eso haces referencia a que es Naruto.

    No sabes cuándo comenzó, pero un día terminaron juntos, haciendo un proyecto para la escuela sobre la globalización, y desde ese día se habían convertido en amigos.

    Y para ser más exactos, desde ese día habías descubierto que te gustaba más estar con chicos que con chicas.

    Ellos no se burlaban (tanto) de tu frente, no les importaba que no tuvieras un cuerpo increíble (aunque más de una vez te recriminaron por ser tan plana) y sobre todas las cosas, te cuidaban, como si fueras su hermana pequeña, y no se enojaban porque no les presentaras amigas, porque estaba más que claro que no tenías.

    Ino podría considerarse lo más parecido a una “amiga” que hayas tenido, pero tampoco duro mucho, porque un día el chico que le gustaba dijo que le encantaba tu pelo rosado, y ella se enojó y patatín, patatán, terminaron discutiendo y tirándose del cabello en medio del pasillo, conclusión, ambas en la sala de castigo.

    Después de haber vivido eso, habías decidido ser algo así como “la chica que termino el año y que nadie va a recordar con exactitud” e ibas por un, casi, buen camino (y es que no sos una chica fea, así que por más que no fueras popular, tenías ese algo que hacía que las personas se fijaran en vos).

    Las chicas se habían olvidado de tu existencia, así que ya no eras competencia (casi, más de una te odiaba), por lo que nadie te molestaba, los chicos, bueno, para ellos eras un hombre más, así que tampoco fuera que importara, pero en fin, todo cambio (o más directamente se fue a la mismísima m****a) una semana después de que comenzara el chico nuevo.

    ¿Por qué?

    Bueno, he aquí donde comienza la verdadera historia.


    Los primeros dos días de clases habían sido un calvario, ya lo habías dicho.

    Tus amigos, no podías estar con ellos porque odiaban al chico nuevo que se creía mucho mejor que todos los demás, por lo que no saludaba, y optaba por pasar por al lado de ellos como si no existieran (bueno, no puedes decir nada malo, vos también lo harías si no fuera porque los conoces, y bueno, te gusta hablar, demasiado).

    Las chicas de la escuela te odiaban, porque “oh, esa perra se puede sentar todos los días al lado de Sasuke” “la envidio tanto” “seguro le hecho un conjuro al profesor para que se sentara con ella, debería haber optado por disminuir su frente” y demás idioteces que salían de las bocas ajenas, y que por alguna extraña razón no te molestaban (tanto, tampoco es que tuvieras nervios de acero).

    El tercer día ya no eran tan molestas o bueno, supones que se dieron cuenta que a pesar de que compartías el mismo espacio personal (porque si, los bancos son muy chicos, no es tu culpa, entendido) él no cambiaba la actitud contigo.

    Así que para el cuarto día ya todo había vuelto a la normalidad.

    Naruto, bueno, él había sido la excepción, ya que con él era la única persona con la que Sasuke hablaba (y nadie sabe cómo, ni porque, ni cuando, ni nada sobre en qué momento sucedió eso), así que por alguna extraña razón, no habías tenido que soportar las envidias ni los berrinches. Sumándole al hecho de que a Naruto le preocupaba mas no tener dinero para poder comer ramen a la salida de la escuela que su popularidad.

    Pero en fin, a lo que uno quiere llegar es que para el cuarto día, habías vuelto a ser la chica que nadie recordaba más que por su extraño color de pelo y su frente, y solo cuando la veían (si es que alguien paraba en tu existencia, ¿si te duele? Naaa… es mejor que sentir todas las miradas de odio en tu espalda, de eso estas segura) y para los chicos, bueno, para ellos en realidad nunca habías cambiado, solo no te juntabas porque ya te aburría escucharlos hablar del nuevo.

    Los días siguieron pasando, y todo estaba volviendo a la normalidad.

    Hasta ya no te sentías tan estúpida cuando te sentabas al lado suyo o te miraba fijamente (y eso es mentira) ¿a quién tratas de engañar?

    Pareciera que cada día te habías vuelto más torpe, un día, no recuerdas si fue el tercero o el cuarto día, te habías caído de rodillas, enfrente del escritorio del profesor, y como si fuera poco, se te cayó el borrador en la cabeza, llenándote de polvo de tiza la cabeza, entre demás cosas vergonzosas que no quieres contar porque todavía te queda un poco de orgullo.

    Pero una semana después, oh… no, una semana después paso lo que jamás creíste que pudiera sucederte a vos.

    Entras al aula, corriendo, porque justo ese día te habías quedado dormida (y no es tu maldita culpa, es culpa de tu madre que se había robado las pilas de tu despertador y no te había dicho nada, para que quede claro) y cuando te estas por sentar en tu silla, agotada porque nunca habías corrido tanto en tu vida (sumándole al hecho de que eras horrible en deporte), una mano se desliza por el borde de tu silla (no la viste, estabas cansada), haciéndola que se mueva para atrás y como resultado termines en el suelo, con un horrible dolor en el trasero y las risas de fondo, resonando en tus tímpanos.

    Y ese día, justo ese día no estabas de buen humor, así que giras tu rostro furiosa y ves a Ino, quien te sonríe  con arrogancia, riéndose a carcajadas después al igual que el resto de la clase.


    - Considérate muerta Ino – le dices, apretando tus dientes, y dos segundos después te habías levantado y te encontraba sobre el banco de Ino, agarrándola de los pelos e insultándola, acordándote de todos sus parientes vivos o muertos de ella.


    Y siete segundos después ves como Naruto agarra a Ino, separándola de donde estas mientras a vos te rodean otros brazos y tal vez si te hubieras fijado bien, no lo habrías hecho, pero como estabas enojada, no habías dormido bien y encima habías corrido y caído de culo, te importo una m****a quien sea el que te tenga abrazada, le metiste un codazo en las costillas, por lo que lograste liberarte de nuevo para volver a agarrar a Ino de sus cabellos y demostrarle a esa p*** (y que tu madre te perdone por ser tan maleducada cuando ella te crio para que fueras una señorita) lo que se siente que te arranquen cada mechón de cabello hasta dejarla pelada, pero antes de que siquiera tocaras una hebra de su estúpido cabello rubio, unos brazos te volvieron a rodear.

    Y no sabes cómo fue, no tienes idea, pero lo siguiente que supiste es que tenías una mano agarrándote del cuello, sosteniéndote desde tu mandíbula, girando tu rostro, uno brazo agarrándote de tu cintura con fuerza, haciendo que tu espalda chocara contra el abdomen contrario, y unos labios finos, rosados y suaves sobre los tuyos.

    Y si en algún momento te odiaron por solo compartir un poco de espacio persona con Sasuke, que él te estuviera besando ahora iba a volver lo que te restaba del año un verdadero infierno.










    Nota De Autor:

    Haru-chan aca esta el cap que te debia, espero te guste, lo escribi con todo el amor del mundo!

    gracias por leer y espero te guste, tratare de no tardar en subir el Cap. O4

    Te me cuidas hermosa, y gracias por leer y comentar, besotes, Chauchas

    Besos hermosa...
    avatar
    Haruhi

    Cantidad de envíos : 1708
    Localización : por ahii respirando

    Re: Estúpido y Sensual Sasuke |SasuSaku| CO3 28/O7

    Mensaje por Haruhi el Sáb Jul 27, 2013 11:14 pm

    T-T es hermoso Nia-chan .. nunca mueras

    Lo del final valla que fue sorpresa, no lo vi venir *-* envidia total

    Contenido patrocinado

    Re: Estúpido y Sensual Sasuke |SasuSaku| CO3 28/O7

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar Mayo 22, 2018 10:55 pm