Dos TEmes por un Dobe!

    Comparte
    avatar
    Senpai

    Cantidad de envíos : 410
    Localización : que te importa ewe

    Dos TEmes por un Dobe!

    Mensaje por Senpai el Dom Ago 25, 2013 9:54 am

    CAPITULO X

    LA MALDAD HECHA SERPIENTE

    Desde lo profunda oscuridad se encierra un camino de maldad.



    (pov’s Narrador)

    Cuando la oscuridad reina en el corazón humano, perdemos la capacidad de humanidad en nuestro ser, entregándonos por completo a las sombras de la maldad, el odio, todo aquello que logra pudrir nuestro ser poco a poco.



    Orochimaru quien alguna vez en el pasado fue reconocido como uno de los tres grandes sennin de Konoha, ahora no era más que un criminal clasificación S, él había olvidado lo que es la justicia y el honor de ser un ninja todo por una obsesión, una obsesión ilógica e irracional él deseaba a un niño, no cualquier niño, deseaba a Sasuke Uchiha.



    Durante doce años lo busco sin resultado alguno, viajó por todo el mundo ninja sin existo, expandió su búsqueda más allá de ese mundo en varias dimensiones, encontró a similares pero no a reales, hasta ahora que lo había localizado, pero tenía un problema.



    Su familia.



    Los Uchiha era igual en todas las dimensiones anteriores, Fugaku, Mikoto, Itachi y Sasuke, vivían en cada una de ellas, en este mundo llamado Tierra era la primera vez que Sasuke no tenía su mismo nombre y tenía un gemelo, uno de los dos era de Konoha, solo él supo cuál era el, ya que el niño que tuvo en sus brazos hace años tenía unos hermosos ojos inigualables.



    Lo tenía localizado, su problema era su familia lo sobre protegían mucho, en especial sus padres quien nunca los dejaban de cuidar a ninguno de su hijos, debía usar su ingenio para dividir a la familia Uchiha.



    Una muerte



    El viaje de Fugaku y Mikoto era la oportunidad perfecta para deshacerse de ellos sin dejar sospechas.



    Sus aliadas lo ayudarían, una serpiente se cruzó en el camino de la pareja haciendo que tuviera que esquivarlas, tras de ella cientos de serpientes aparecieron obligándolos a perder el control del auto, una sonrisa de satisfacción nació en el rostro de Orochimaru.



    - Menos dos, faltan dos –se aleja del lugar feliz con su objetivo logrado-



    Un auto accidentado y dentro una pareja era lo único que se observaba en una carretera desierta, sin ningún testigo alrededor.



    ¿Orochimaru logro su objetivo?



    Las horas pasaron y la noticia llego a oídos de los jóvenes Uchiha, ninguno de ellos salía de su asombro, el miedo los invadía cada segundo que pasaba.



    - Oto-san….Oka-san –susurro temeroso Sasuke- Ellos…

    - ¡No! ¡No puede ser! –Mira a su hermano mayor- Ellos puede…

    - Morir…-termino comentando aterrado Sasuke-

    - ¡CALLATE SASUKE! –Gritó Itachi- ¡No digas tonterías! ¡Ellos no morirán! –Mirando a sus hermano- Vamos al hospital

    - Hai –contesto Susuke-



    Sasuke quedo shokeado y a la vez algo triste por como lo trato su hermano, era la primera vez que lo había gritado, los tres fueron en el auto de Itachi en completo silencio, Itachi debía mantener la compostura por sus hermanos, Susuke estaba muy nervioso por todo lo que pasaba temía por la vida de sus padres y Sasuke no quería volver abrir la boca.



    Al llegar a al hospital Itachi tomo la delantera a sus hermano acercándose rápidamente a la recepción.



    - Buenas noches joven en que puedo ayudarle –saludo cortésmente la enfermera de turno-

    - Buenas noches, señorita nos llamaron avisando que Fugaku y Mikoto Uchiha tuvieron un accidente –habla nervioso-

    - Déjeme revisar –revisa en su computador- Si ellos están aquí, me reporta que tuvieron un accidente automovilístico, el doctor Yamato los está atendiendo.

    - ¿Cómo están ellos? –Pregunta nuevamente Itachi-

    - Aun no se decirle joven, los señores están en terapia intensiva, si gustan pueden esperar en la sala de espera que esta al fondo. –les indica-

    - Muchas gracias –mira a sus hermanos- Vamos



    Las horas pasaban y los hermanos se mantenían en expectativa, cada minuto que pasaba les parecía eterno que nunca iba a terminar, y con ello sus nervios les iban ganando poco a poco.



    - Mucho demoran –comenta Susuke nervioso-

    - Lo sé –susurra Itachi-



    Sasuke estaba cabizbajo sus manos le temblaban por los nervios, sentía mucho miedo de perder a sus padres



    - Sasuke –susurro Itachi observándolo- Soy un idiota –susurro para sí mismo recordando lo que le dijo en casa- Sasu –se sienta a su lado- Tranquilo –lo abraza tiernamente- Estate tranquilo oto-san y oka-san son fuertes, ellos saldrán bien.

    - Yo…tengo miedo –baja la mirada-

    - Sasuke no debes tener miedo –Susuke se arrodilla en enfrente de él- Confía en mí, oto-san y oka-san van a salir con bien.

    - Hai –intenta sonreír-



    - Familia de Fugaku y Mikoto Uchiha –escuchan de la nada-

    - ¡Nosotros! –Gritan los tres-

    - Joven me presento soy el Doctor Yamato –saluda el doctor muy serio-

    - Doctor, ¿Cómo están nuestros padres? –Pregunta preocupado Itachi-

    - Jóvenes, sus padres tuvieron un accidente muy fuertes que casi les cuesta la vida, pero sus padres se negaron entregarse a la muerte.

    - Ellos –dice Susuke-

    - Están fuera de peligro –sonríe el médico- En unos minutos los pasamos a su habitación

    - ¿Están despiertos? –Pregunta Sasuke-

    - Si los dos despertaron iguales, tranquilos tienen unos padres muy fuertes –les da la espalda- Vengan síganme los llevares con sus padres-

    - ¡Hai!



    Loa jóvenes caminaron por los pasillos blancos del hospital siguiendo al médico, al llegar a una habitación Yamato abrió la puerta dejando visibles a sus padres, en ese momento sintieron como su corazón volvía a latir normalmente.



    - Señores Uchiha tienen visita –dice Yamato mientras ingresaba-

    - ¿Chicos? –sus padres los miran-

    - ¡Oto-san! ¡Oka-san! –los chicos no dudaron en correr a los brazos sus respectivos padres-



    Susuke y Sasuke corriendo donde su madre e Itachi se acercó a su padre, todos los abrazaron como nunca en su vida lo habían hecho, Itachi y Susuke no eran los que expresaban muchos sus sentimientos tener un abrazo de parte de ellos era algo difícil de conseguir, esta vez Fugaku y Mikoto lo disfrutarían.



    - Mis pequeños –Mikoto acariciaba el cabello de sus hijos-

    - Oka-san –Susuke la miraba aliviada- Me alegro que estén bien

    - Padre nos preocupamos mucho –Itachi miraba a su padre-

    - Lamentamos verlos preocupado –mira a su hijo menor- ¿Sasuke?

    - Mi pequeño estamos bien –Sasuke la mira de reojo- Ya no estés nervioso

    - Me…asuste mucho –susurró-

    - Sasuke –susurro Itachi al verlo- Esta así, por mi culpa

    - ¿Qué paso Itachi? –Fugaku lo mira directamente-

    - Nos pusimos muy nerviosos y sin darme cuenta lo grite, lo siento Sasu –lo mira arrepentido-

    - No pasa nada. –sonríe-

    - Madre que alivio que estés bien –Itachi la abraza-

    - ¡Hey! Yo falto –reclama Fugaku-

    - ¡Oto-san! –Sasuke lo abrazo-



    En esos momentos todos aquellos que ingresaran a la habitación prefería salir y volver luego, antes de interrumpir una escena tan tierna como la que mostraba la familia Uchiha, la felicidad de estar todos juntos era algo indescriptible, pero averiguar aquel motivo que casi los separa era necesario saberlo.



    - Padre –Itachi tomo una postura seria- ¿Qué paso?



    Sus hijos los miraban muy ansiosos por su respuesta, todos conocían que Fugaku no era de los que conducía a toda velocidad, al contrario siempre respetaba las señales de tránsito, tomando en cuenta todo ello sus hijos aun no comprendían como se accidentaron.



    - Pues –mira a su familia- Es algo difícil de explicar, mientras veníamos una serpiente apareció en el camino.

    - ¿Serpiente? –Se tensó Sasuke quien estaba en brazos de su padre-

    - Si, logre esquivarla pero luego, apareciendo cientos de ellas en el camino fue ahí cuando perdí en control



    Sus hijos estaban shokeado, ni siquiera se podían imaginar cómo podía ver pasado tal cosa, de todos los Uchiha, Sasuke estaba temblando por una extraña razón él tenía mucho miedo a las serpientes no recordaba el motivo pero su cuerpo actuaba por sí solo al observar alguna.



    - Imposible –murmuro Itachi saliendo de su asombro-

    - ¿Cómo puede ver habido tantas a la vez? –Pregunta Sasuke algo asombrado-

    - No lo sabemos, si estamos aquí, es de milagro. –Contesto Mikoto-

    - Lo bueno que están bien –sonrío Itachi-

    - Tienes razón hermano –lo apoyo Susuke-

    - Chicos es mejor que regresen a casa –hablo Fugaku- El hospital no es un lugar cómodo para ustedes

    - Pero padre… -reclamaron inmediatamente-

    - Itachi ustedes son tres como se van a quedar, además

    - Mañana volvemos a casa –sonríe Mikoto-



    Los dos hermanos miraban con dudas a sus padres pero no les quedaba más que aceptar, por su parte Sasuke estaba ajeno a la conversación encerrado en su propio miedo a aquellos animales que tanto odiaba desde sus primero años de vida.



    - ¿Sasuke? –Fugaku lo llamaba- ¿Hijo?

    - ¿Eh? –Sale de sus propios pensamientos- Padre

    - ¿Te sientes mal? –todos lo miran preocupado-

    - No, estoy bien –les regresa la mirada intentando sonreír-

    - Itachi vayan con mucho cuidado –mira a su hijo mayor- Me llaman cuando lleguen a casa.

    - Claro padre no te preocupes, Susuke, Sasuke vamos a casa

    - Hai –Susuke se levanta- Vamos ototo



    Sasuke aún no reaccionaba, su familia no entendía porque el miedo lo shokeaba de esa forma, su mente no olvido lo que vivió hace doce años, pero su cuerpo aún recordaba como fue rodeado por algunas serpientes el día que lo secuestraron.



    Los hermanos Uchiha tras un viaje tranquilo regresaron a su hogar, antes de irse acostar llamaron a sus padres para confirmar su llegada, en la habitación de los gemelos Uchiha, Sasuke seguía muy pensativo



    (pov’s Sasuke)

    Siento como mi corazón late rápidamente, han pasado dos horas desde que volvimos del hospital pero aun no me puedo dormir a penas cierro mis ojos siento que esos animales recorren mi cuerpo, tengo miedo y no sé de donde nace este temor.



    - ¿Sasuke? –Escucho la voz de mi hermano- ¿No puedes dormir?

    - No –susurro tapado completamente-

    - ¿Quieres dormir conmigo? –Volteo para mirarlo- Hablo enserio

    - Hai –me cruce rápidamente a su cama- Gracia –susurre al sentir como me abrazaba-

    - No es nada –Susurro Susuke- Vamos a dormir

    - Si



    Al sentirme junto a mi hermano el miedo desapareció y cerré los ojos entregándome inmediatamente al sueño.



    El sol empezaba a molestar en mi cara.



    - Mmm –abrí lentamente los ojos-

    - Sasuke apúrate o llegaremos tarde –Susuke ya estaba levantado-

    - Hai –respondí somnoliento-



    Me levante de la cama lentamente me desperece y camine al baño para tomar una ducha helada, una vez bañado me cambie rápidamente porque me había demorado una eternidad bañándome, al bajar las escalera me encuentro con Susuke quien tiene una cara de asombrado mirando la cocina.



    - ¡¿I…Itachi?! –Abro los ojos lleno de sorpresa, mi hermano mayor cocinando- Estas…cocinando

    - Es el fin del mundo –susurro Susuke quien estaba a mi lado-

    - Muy graciosos –nos mira serio- Vengan a comer que se enfría –nos da la espalda- Mamá me llamo y me dijo que les prepare el desayuno, como no tengo clases me toca quedarme en casa.

    - Ya veo, está muy bueno –comento sobre su comida para elevarle el ánimo-

    - Gracias Sasuke –sonríe- Apuren o llegaran tarde



    Luego de comer su deliciosa comida, que sé muy bien que más tarde tendrá consecuencias partimos a la escuela, Susuke me miraba de reojo.



    - ¿Seguro que estaba buena? –él no comió la comida de Itachi-

    - Más o… -Sentí una opresión en el estomago- Menos

    - Mentiroso, ahora vas estar enfermo –me reprocha-

    - No quería que se sienta mal –sonríe levemente-

    - Igual, llegando pasas a la enfermería

    - Hai



    Se perfectamente que Itachi no es un chet increíble, pero desmotivarlo no está bien, al llegar a la escuela nos separamos yo fui con la enfermera y él al aula, al caminar donde la enfermera me tope con Naruto.



    - Buenos días Sasu –me saluda con una sonrisa-

    - Hola…Naru –le contesto entre cortado por culpa de mi dolor de estomago-

    - ¿Qué tienes? ¿Te duele algo?

    -Hoy desayune comida hecha por Itachi y me sentó mal

    - Vamos a la enfermería –me ayudo a llegar pasando sus manos a través de mi cintura- Llegamos.

    - Sasuke-chan –la enfermera Anko se me acerca- ¿Qué te duele?

    - El…estomago –respondí-

    - Pobre niño, te daré una pastilla efectiva –sonríe-



    Recibí su pastilla a los pocos minutos el dolor seso, Naruto y yo caminamos rumbo al aula, antes de llegar me voltea y me da un tierno beso.



    - ¡SASUKE!



    Un grito nos obligo a separarnos, esta vez no era Itachi sino alguien peor.



    - Susuke –susurre-

    - ¡Que significa esto! –gritó enojado-

    - Pues yo… -no sabía que responder-



    (pov’s Naruto)

    Toda la noche había recordado una y otra vez el beso que nos habíamos dado con Sasuke, era un beso real no uno artificial creado por mi mente pervertida, como nunca en mi vida había madrugado para encontrarlo antes de llegar, aunque acercarme era difícil ya que Susuke nunca lo dejaba solo, al llegar veo que se separan sigo inmediatamente a Sasuke.



    - Buenos días Sasu –me lo salude lleno de alegría-

    - Hola…Naru –me contesto entre cortado como si le doliera algo-

    - ¿Qué tienes? ¿Te duele algo? –le pregunto preocupado-

    -Hoy desayune comida hecha por Itachi y me sentó mal



    Pobre de mi Sasu, a mí me paso igual cuando mi padre se quiso volver ama de casa, cosa que no duro ni un día ya que me mando en la primera comida al hospital.



    - Vamos a enfermería –como buen novio que soy lo ayudo a llegar y paso aprovecho para abrazarlo y sentirlo cerca- Llegamos –entramos a la enfermería-

    - Sasuke-chan –volteo al escuchar la voz de la enfermera ¡Anko-sensei!- ¿Qué te duele? –dice dulcemente-

    - El…estomago –respondió aun adolorido-

    - Pobre niño, te daré una pastilla efectiva –sonríe, ella en este mundo sabe sonreír, increíble-



    Anko-sensei por no decir la doctora Anko, le doy una pastilla para el dolor a los pocos minutos el dolor había desaparecido, mucho más animado volvimos a nuestra aula, pero sin antes hacer algo que había deseado desde la mañana, lo volteo un poco y le doy un tierno beso en sus delicado labios.



    - ¡SASUKE!



    Un grito lleno de odio, rencor y enojo nos obligo a separarnos, esa voz no era de Itachi pero se sentía más enojada, mi sexto sentido me advertía que algo malo pasaría.



    - Susuke –susurro Sasu-

    - ¡Que significa esto! –Gritó enojado Susuke, sus ojos se veían rojos del enojo-

    - Pues yo… -Sasuke no sabía que responder-

    - ¡Somos novios! –respondí mirándolo directamente-

    - ¡Que! ¡¿Cómo que novios?! –Grito descontrolado- ¡Acaso tú! –Me mira enojado- Te estás…

    - ¡No! Eso no tiene nada que ver contigo Susuke –respondí inmediatamente antes de diga una tontería-

    - ¡Entonces! –Reclama enojado-

    - Amo a Sasuke –respondí seguro de mis palabras-

    - Que.. –lo shokeo la noticia-

    - Naruto tú –Sasuke se sonroja-

    - ¡Mentira! –gritó Susuke- ¡Te estás vengando de mi, por intentar conquistarte!

    - ¿Conquistarte? Naruto tú… -Sasuke me mira con dudas-

    - Es verdad tú me quisiste conquistar –miro a Sasuke- Pero sin hacer nada me enamore de tú hermano –lo miro-

    - Naruto eres –me miraba lleno de iras-

    - Susuke yo no….-de la nada Sasuke abrió los ojos llenos de sorpresa-

    - ¿Qué tienes Sasuke? –Susuke se preocupa al verlo así-

    - ¿Sasu que tienes? –me acerco-

    - ¿Qui…qui..quien es él? –Señala detrás de Susuke, quien voltea rápidamente-

    - Pero que… -Susuke se asombra al ver al que estaba detrás de él, me acerco rápidamente-



    ¡Demonios! ¡No es posible! ¡Él aquí!



    - ¿Quién eres? –pregunta Susuke-

    - Soy Naruto, tú –me mira asombrado- ¿Quién eres?



    No me podía estar pasando esto a mí, él estaba aquí es decir yo no él ¡Demonios! El Naruto de este mundo estaba frente a mis ojos y yo no sabía que decir.



    Los reflejos se encuentran y un nuevo amor nace.

    CONTINUARA......


    ____________________________________________________________________________
    ~Ser la presa o el cazador...¿que lado eliges?

      Fecha y hora actual: Sáb Oct 20, 2018 10:12 am